X

Menu

Su Presencia Manifiesta

En tiempos de cambio, toma de decisiones que mejor que expresar como lo hizo Moisés en el capítulo 33 del libro de Éxodo “Si tú mismo no vas a acompañarnos, no nos hagas salir de aquí.” ¿Necesitas salir de un punto o el estado en que te encuentras? Su presencia lo es todo.

Moisés determinó salir de Egipto por la fe, sabiendo que Dios lo había llamado a una salida. No habían estrategias, ni planos, ni un plan de contingencia para el éxodo, pero ellos decidieron obedecer. Salieron quemando todas las vías de regreso a su zona de comodidad y solo una cosa les era necesaria, la presencia manifiesta de Dios. Esa presencia se encargó de proveerles, abrirles camino, y brindarles protección en las noches. Fue la responsable de llevarlos desde el punto A (el de la partida) hasta el punto B (el de la llegada). También fue la encargada de desplazar a sus enemigos, en la tierra que tenían por heredad.

¿En que punto de tu vida te encuentras hoy? ¿Cuáles son los retos que estás enfrentando? Probablemente hay promesas aún por conquistar, retos por alcanzar, una familia que levantar, situaciones a enfrentar, un llamado a seguir, decisiones que tomar, patrones que necesitan ser cambiados, y la lista puede seguir y seguir. No importa en que parte del trayecto te encuentres, su presencia es clave para llevarte al otro lado.

En su presencia lo natural se convierte en sobrenatural, lo pesado se hace liviano, las preguntas se encuentran con las respuestas, la obediencia no se cuestiona. Cuando tu aceptas entrar en su presencia Dios te dice: “Yo mismo te acompañaré y te haré descansar”.

« Previous Post
Next Post »